Tuesday, April 29, 2008

Fantasías agridulces

“Gael dressing” de Liza Kereszi

La fotógrafa Lisa Kereszi, discípula de Nan Goldin, explora en “Fantasies” las interioridades de los clubes de strip tease en Nueva York.

Durante los años noventa, se produjo un extraño fenómeno en la ciudad de los rascacielos. En la cruzada del alcalde Giulianni por convertir Nueva York en algo menos parecido al escenario de “Malas calles” y más al plató de “Friends” y atraer así al turismo, cerró todos los locales de strip tease de Times Square. Mientras éstos vivían sus últimas horas, una nueva generación retomó la saludable práctica de bailar con poca ropa para otros, convirtiéndose en una reivindicación por el espíritu perdido de la ciudad. Lisa Kereszi, por entonces asistente de Nan Goldin (con una influencia más que notable en sus imágenes), dedicó años a retratar con su cámara esos momentos de transición, el glamour perdido y los oropeles, pero también la galopante mugre de los garitos tradicionales, así como la interpretación más sofisticada e intelectualizada que de esa escena hacían las artistas más jóvenes. El libro “Fantasies” (Damiani Editori) recoge ahora esa labor de documentación y nos descubre el lado humano (y diurno) de este mundo de sueños.

escrito por Cristina Díaz a las 11:41 pm  

Tuesday, April 1, 2008

¿Adiós al Big Mac?

Para el consumidor actual, saborear una hamburguesa con patatas no es suficiente, ahora pide una experiencia completa y significativa. Las cadenas de comida rápida atraviesan una crisis de identidad que les ha de llevar a satisfacer las nuevas y sofisticadas expectativas de la clase media.

La comida rápida ya no es lo que era. Durante décadas, el principal aliciente de este tipo de restaurantes ha sido saber que una hamburguesa tendría exactamente el mismo sabor (sin matices, sin sorpresas) en nuestro barrio que al otro lado del mundo (¿quién en un viaje no ha acabado en un McDonald’s tras plantearse ciertos reparos frente a la gastronomía local?), las cadenas se plantean ahora cómo ofrecer al consumidor algo que es contrario a su propia esencia, global y seriada: una experiencia única. Las compañías viven en estos momentos una suerte de crisis de identidad y, obligadas a replantear su modelo de negocio, se arriesgan no sólo a un patinazo financiero sino también a la desorientación de su clientela. (más…)

escrito por Cristina Díaz a las 1:02 pm