Friday, March 19, 2010

Las penas y alegrías de trabajar por cuenta propia


Hacer la colada, lo más parecido a hablar junto a la máquina de café para los trabajadores autónomos. Imagen de 7-how-7

Tomar la decisión de ser freelance, y más en los tiempos que corren, no es fácil. También los trabajadores de la cultura se enfrentan a este dilema. G+C se plantea las ventajas e inconvenientes de independizarse en lo profesional y explica los pasos lógicos antes y después de tomar esta decisión.

A estas alturas, nadie se rasgará las vestiduras si decimos que el mundo del arte y el resto de sectores avanzan de la mano en cuanto a cuestiones económicas y condiciones laborales. Por los otrora templos de la cultura campan, como en cualquier otra empresa pública o privada, la subcontrata y la externalización (y, en más ocasiones de las que nos gustaría, la precariedad). Aunque esta afirmación cae por su propio peso, puede comprobarse empíricamente charlando con amigos “del ramo” o con una atenta mirada a nuestra nómina (si la hubiera). Los centros de arte y cultura, los museos, las fundaciones, como cualquier otro negocio cuentan cada vez más con colaboradores externos que, muy a menudo, les dotan de contenidos a tanto por proyecto. (más…)

escrito por Cristina Díaz a las 10:48 am  

Tuesday, September 1, 2009

Programas de visitantes: creando redes

Mapa para la “dominación mundial” del estudio de diseño de Brooklyn You and Me, the Royal We.

Son una herramienta fundamental para la promoción de artistas y gestores culturales en el extranjero. Los programas de visitantes atraen a España a profesionales del sector de primera línea para conocer a los talentos locales con el objetivo de favorecer colaboraciones.

“Irse fuera”. Lejos de ser un castigo, como en nuestros tiempos escolares, la perspectiva de tener un proyecto en el exterior o completar la formación en un centro en el extranjero parece ser una etapa obligatoria en la formación de un artista y, más recientemente, para comisarios y gestores culturales. En un mundo hiperconectado como en el que vivimos, la noción de centro y periferia desaparece y un proyecto expositivo aparentemente local puede despertar interés en el panorama internacional. De la misma forma, una tesis puede complementarse con puntos de vista no tan lejanos de artistas en la otra punta del globo. Eso sí, la red y los medios de comunicación no siempre (por mucho ahínco que uno le ponga al networking) son suficientes para poner en contacto a talentos locales con la escena mundial. Por esta razón, se pusieron en marcha varios proyectos que permiten la colaboración de profesionales de las artes y la cultura con una vocación cosmopolita, de intercambio cultural, de conocimiento y, cómo no, económico. Son los programas de visitantes, que invitan a nuestro país a destacadas figuras del sector (comisarios, artistas, directores de museos, etc.) para conocer nuestra cantera de creadores y gestores culturales fomentando flezachos y fichajes. (más…)

escrito por Cristina Díaz a las 10:41 am  

Wednesday, July 1, 2009

Los centros del futuro

El Centro de Creación Contemporánea de Córdoba tendrá una media façade del estudio berlinés realities:united

No todo está parado con la crisis. Tras la aparición masiva de museos y centros culturales y de arte que nos trajo la pujanza, los proyectos de nuevos equipamientos culturales siguen en marcha, algo ralentizados, eso sí, por la coyuntura económica.

Nos las prometíamos felices. De repente, todas y cada una de las provincias de esta España nuestra parecían tener su foco de arte contemporáneo, auspiciado por la fiebre del ladrillo (o en ocasiones, cómplices de la misma). La tan temida recesión parece que no ha acabado con la proyección de, por otra parte, estos necesarios equipamientos. Eso sí, las autoridades parecen haberse decidido por centros de vocación más participativos y alcance multidisciplinar, que fomenten la producción y que vayan más allá de las salas de exposición al uso. No sabemos si se trata de justificar en cierta manera las inversiones de dinero público (los ciudadanos ya no ven con buenos ojos el edificio-emblemático/de-autor) o es un cambio de tendencia hacia un centro más flexible, abierto y, en cierta manera, pedagógico. Otra de las novedades es la presencia de “centros sin edificio”, proyectos culturales que ponen en marcha sus actividades antes de que su futura sede esté construida o debidamente adecuada, en otras salas o centros dependientes de la misma institución (pública o privada) que estos centros “futuribles”. (más…)

escrito por Cristina Díaz a las 10:39 am