Sunday, August 30, 2009

Arte a pie de calle

Díptico de la serie de fotografías que la fotógrafa tomó en Nueva Orleans tras el huracán Katrina.

La norteamericana Zoe Strauss fotografía a sus vecinos de la zona más humilde de Filadelfia y expone y vende las fotografías en los pilares de una autopista. Es un proyecto que pretende desarrollar a lo largo de 10 años y que constituye el ejemplo de una nueva (y necesaria) cara de la creación: el arte vinculado a lo social, sin afán ni de espectáculo ni de especulación.

En uno de mis cincuenta (estimando a la baja) capítulos preferidos de Los Simpsons, Homer es abordado por una galerista en el camino al vertedero donde pretende deshacerse de un proyecto frustrado de bricolaje. El adefesio que debía haber sido una barbacoa es interpretado como una escultura por la estirada marchante. El episodio acaba cuando, tras ser rechazado por el cultivado público artístico, convierte Springfield en una inesperada Venecia, auténtica obra maestra de Homer que hace feliz a sus conciudadanos, al margen de los gustos estéticos de los happy few. Los que alternan círculos artísticos verán mucha verdad en este edificante capítulo. En las últimas décadas el “mundo del arte” se convirtió en una engrasada maquinaria de elevar y destruir a los miembros de una nueva generación de artistas que, lejos de los genios atormentados de otras épocas, se han convertido en estrellas mediáticas y su trabajo en marcas registradas que, en la bonanza económica, lanzaban titulares de precios récord en las subastas. Pero, ahora que la fiesta ha terminado, muchos se preguntan ¿el arte era esto? (más…)

escrito por Cristina Díaz a las 7:25 pm