Saturday, July 28, 2007

Nerdcore: flow binario

Ilustración de Subcoolture.

Un nuevo movimiento musical ha surgido en Estados Unidos: el nerdcore. Es el hip hop hecho por y para nerds ¿La diferencia con su hermano mayor? Bases lo tech y letras sobre programación, Internet, videojuegos y cualquier afición que pueda tener un freak de los ordenadores. Y, por supuesto, todos los intérpretes son más que blancos, paliduchos. La auténtica revancha de los novatos está aquí y llega en forma de rap.

Desengañémonos, los nerds son los dueños del mundo. Inventan las aplicaciones que usamos a diario, programan esas webs 2.0 con las que ligamos en Internet y, sin ir más lejos, uno de ellos, con sus gafitas y su chalequito de empollón, encabeza cada año las listas de los más ricos. Así que no debería extrañarnos que hayan creado su propio estilo musical, reivindicando con orgullo su condición. Es el nerdcore, un hijo bastardo del hip hop hecho por programadores, estudiantes de informática y aficionados a la tecnología en general. Las letras de sus temas no hablan de chavalas, camellos y Bentleys, sino sobre La guerra de las galaxias, El señor de los anillos, los cómics y, cómo no, los sistemas operativos, Internet y MySpace; no en vano, estos músicos, como cada vez más tantos otros de los más variados estilos, deben al popular sitio de redes sociales su éxito y expansión.
Este fue el panorama que encontró Dan Lamoureux hace un par de años en una sala de conciertos. Obligado por un amigo a asistir a un directo de MC Chris (y convencido porque este rapero pone la voz a uno de los personajes de la serie de animación para adultos Aqua Teen Hunger Force), quedó impresionado por el concierto “el público llamaba nerdcore a aquello que estaba haciendo el músico, me enteré además, que había mucha más gente haciendo rap geek y quise saber más”. Así empezó el proyecto Nerdcore for life, uno de los dos documentales (junto Nerdcore Rising, un filme que sigue la gira de otro de las figuras del género: MC Frontalot, que bautizó el estilo musical en uno de sus temas) que se estrena este año en Estados Unidos sobre este rap de “cerebritos”. Para este realizador, que lleva estudiando el género dos años y ha entrevistado a una veintena de artistas, “es música sobre la vida geek, sobre la tecnología y un cierto sentido de ‘orgullo nerd‘, hecha con herramientas asequibles y distribuida a través de MySpace o por descarga desde sitios especializados”. Lo dicho, por y para empollones.

Los programadores cantan

De hecho, es bastante común que los temas nerdcore provengan de habitaciones de residencias de universidades norteamericanas de relumbrón, escritas por estudiantes de informática o sea, al menos al principio, la afición nocturna de los profesionales de Internet. El propio MC Frontalot, ahora músico profesional, empezó su carrera escribiendo tiras cómicas en San Francisco durante el boom de las .com en los años noventa. También otro de los grandes, MC Plus+ , que toma su nombre del lenguaje de programación C++, es de día un doctorando y profesor ayudante de Informática en la universidad de Purdue (Indiana). Empezó a escribir hace séis años tratando de convencer a un amigo para que no cambiara de especialidad, cantándole las excelencias de la carrera de informática, “desde entonces, ese ha sido mi tema favorito”. Aunque, a diferencia de otros nerds “eso no es toda mi vida, también escribo sobre cosas que me gustan, relajarme, tomar el sol, las chicas, Phoenix. Básicamente me gusta el hip hop, no pretendo limitarme a una temática”.

Rabia contra la máquina

MC Router es otro de los referentes en esta escena. Autoproclamada Primera Dama del nerdcore, esta veinteañera tejana, que lleva “g33k l1f3” (vida geek) tatuado en sus manos, empezó a escribir temas en 2003 sobre “cosas que pasaban en mi vida, como Halo, los videojuegos, robótica, las fiestas LAN y ordenadores”. Su rabioso rap carga contra el llamémosle “establishment tecnológico”. Escribió una airada carta a la revista pantallazo azul de la muerte y al felizmente desaparecido Windows ME. “La rabia y la crítica son los ingredientes clave de mi música. Soy una persona con opiniones firmes y, cuando algo me cabrea, no me puedo estar callada”. Para Lamoureux, básicamente, esta generación de raperos “están tan orgullosos de las cosas que les gustan que les inspiran a escribir canciones sobre Star Wars, MySpace, World of Walcraft, El Señor de los Anillos, el manga y demás”.

Un fenómeno pos-redes sociales

La tecnología es más que la inspiración. Si tenemos un montón de geeks en todo el mundo escribiendo sobre las bondades del Linux, los secretos del Javascript o, directamente, amenazando con poner “sus archivos en tu disco duro” (sea lo que sea lo que quiera eso decir), cabe deducir que aprovechen de estos mismos avances para distribuir su música. Para Dan Lamoureux “la mera existencia del género se debe a Internet” Y para demostrarlo, tira de la historia del género. “Los primeros raperos colgaron sus canciones en un site musical amateur llamado Songfight, así que la primera persona que escuchó un tema nerdcore, lo hizo a través de la red”. La mayoría de músicos utilizan redes sociales para la promoción, de hecho, la propia Router empezó a escribir gracias a un mensaje recibido en su perfil. “Los blogs y MySpace han hecho que en pocos años, hacer difusión de tu música sea muchísimo más fácil”. Eso sí, quedarse tan sólo en el famoso player que lanzó a, por ejemplo, los Arctic Monkeys no es suficiente. Para McPlus+ “es un punto de partida para empezar, para dar a conocer tu música, pero para que nos tomen en serio como artistas debemos evolucionar”. Es decir, “hacer la mejor música posible” y, claro, tocar en directo.

Música de código abierto

MC Frontalot declaró hace algunos años que, para bien y para mal, “nuestro público es precisamente el que más se baja cosas gratis de Internet”. Así que la tan polémica cuestión de los derechos de autor, el canon y la distribución musical en la red, básicamente, le chupa un pie a estos artistas. La mayoría de ellos cuelgan su música en MySpace, en blogs y, de hecho, en la página Rhymme Torrents, se publican periódicamente compilaciones con los últimos temas de los principales artistas en formato mp3 (¡no te las pierdas!). “Toda mi música puede descargarse gratis. No me planteo demasiado el tema de los derechos de autor. En este momento, lo que más me interesa es que me escuche cuanta más gente mejor”. Por su parte, Router, como la mayoría de los artistas de este movimiento, da la opción al aficionado de bajarse la música gratis o comprar el CD. Otros artistas piden “donaciones” desde su web, algo así como “la voluntad” 2.0 y vía PayPal.

Geek is the new cool?

De nuevo, el pionero Frontalot definió el Nerdcore como cualquier otro género del hip hop “excepto que no tienes que ser cool para hacerlo”. El problema es que, en esta sociedad ávida de nuevos estilos y productos para consumir, esta música, como cualquier movimiento que empieza en el underground, corre el riesgo de acabar siendo asimilada por el mainstream. Por el momento, en Estados Unidos, la prensa escrita se ha hecho eco del nerdcore con una actitud que podríamos llamar de “mira que hacen ahora estos raritos”. Los blogs, con el emblemático BoingBoing a la cabeza, sí que se han volcado en dar difusión de este género desde la admiración y como compañeros en la afición por la cacharrería. McPlus+ no ve la forma de que el nerdcore pueda llegar, por ejemplo, a la MTV. O al menos, a él no le gustaría. “El gangsta rap saltó a los medios y, de repente, todo el mundo rapeaba sobre dinero y tiroteos, aunque no hubiera vivido esas situaciones. Para mí, en ese momento el género murió”. Como estudioso del género, Lamoureux opina que, simplemente “el mundo entero es cada vez más nerd. Cosas que antes se consideraban de pardillo, como pasarse horas delante del ordenador, ahora forman parte de nuestra vida diaria. Todo el mundo lee cómics, ve películas de ciencia ficción y juega a los videojuegos”. Eso sí, ante la creciente amenaza de ver convertido su estilo de vida en cuatro clichés para el consumo adolescente, los raperos ya se defienden. Nuestra querida primera dama justamente acaba de lanzar el tema Who would fake a nerd? mientras que Dead Circuits en su absoluto temazo I’m the type of geek (¡canción del verano, ya!) nos cuenta que para ser un geek de tomo y lomo hacen falta más cosas que una desfasada suscripción a Wired y una triste Wii. Y es que, ¡cuidado!, no es nerd todo lo que reluce.

escrito por Cristina Díaz a las 8:01 pm  

No hay comentarios »

No comments yet.

RSS feed para comentarios en este post. TrackBack URI

Deja un comentario