Wednesday, October 10, 2007

“Ya no viajamos para conocer, sino para reconocer”

Una imagen del vídeo “Paraíso” (2006) de Sergio Belinchón.

Las fotografías de Sergio Belinchón (Valencia, 1971) son tan bellas como crueles cuando retrata las contradicciones de las urbes. Ha fotografiado edificios históricos abandonados en Berlín, el simulacro de Las Vegas o los excesos constructivos de ciudades de medio mundo.

La crítica de sus imágenes sucede de manera pausada y reflexiva. Con mirada lúcida y precisa, en su última exposición, ‘Once upon a time…’ (en la galería Tomas March, de Valencia, hasta el 10 de noviembre) cuestiona cómo ha cambiado la idea del viaje, convertido en fenómeno turístico.

En tu nueva exposición muestras tres series de fotografías que tienen en común la reflexión sobre el ocio y el viaje mercantilizados. ¿Por qué elegiste estos temas?

El tema del viaje y el turismo me interesa desde hace tiempo. Presento la serie de fotos El viaje, una compilación de imágenes compradas que abarcan la historia de la fotografía (desde los inicios hasta la actualidad), que retratan modos de viajar de personajes anónimos. Mi idea es mostrar un nuevo modo de viajar, de relacionarnos con los lugares que visitamos. La tematización de los lugares reales gana cada vez más terreno. Se reduce así la posibilidad del encuentro, del azar y la sorpresa. En definitiva, hemos dejado de viajar para conocer, ahora buscamos reconocer lugares ya vistos. Estas ideas aparecen a través de un vídeo con material proveniente de unas películas en Super8, donde aparecen los viajes que realizaron dos mujeres en los años setenta.
Es la primera vez que te apropias de material ajeno. ¿Ha sido el azar o andabas buscando pruebas reales?

Desde hace tiempo compro en mercadillos películas de Super8, álbumes fotográficos, diapositivas, postales, etc. El encuentro del material de Paraíso ha sido casual. Encontré 15 horas de Super8 de dos mujeres que viajaron entre los años 70 y 80 por todo el mundo y lo utilicé para mi trabajo acerca del turismo. Lo hice mío mediante la edición. Estas películas muestran esos cambios en la forma de viajar que te contaba. En Paraíso, estas desconocidas posan incansables ante todo lo que encuentran a su paso. He mentido un poquito en esta pieza: en el capítulo de la naturaleza algunas imágenes son de una visita a un Safari Park y a Disneylandia.

En ‘Western’ muestras los lugares de Almería que sirvieron como localización para los spaghetti western de Sergio Leone.
Sí, tanto en estas imágenes como en Once upon a time… hablo de las apariencias. Son dos trabajos donde parece que esté mostrando imágenes del oeste americano, aunque sean de Almería y Siberia. Once upon a time… son 35 fotografías (en blanco y negro y formatos diversos), realizadas en Yeniseisk, una pequeña ciudad siberiana con una historia de pioneros y minas de oro. Las fotografías, que expongo en marcos usados, aparentan ser antiguas. Por su parte, Western es un peregrinaje por los escenarios
de las películas de Sergio Leone. No sólo los estudios que se construyeron entonces, y que hoy funcionan como parques de atracciones, también los caminos, las casas o los pueblos en donde rodó. Las fotografías, una vez más, nos llevan al engaño.

En ‘Western’ aparece la noción de memoria de los lugares que era el centro del vídeo y las fotografías de ‘Berlín, An Archeology’.
Me atraen mucho los lugares abandonados y Berlín es un cúmulo constante de este tipo de espacios. He tenido la fortuna de encontrar espacios que condensan toda la historia del siglo XX antes de su desaparición. El resultado fotográfico en esa serie es casi lo de menos, lo interesante para mí fue conocer todo lo que había sucedido en esos espacios. No es tanto un interés por la belleza de la ruina como por descubrir y documentar el pasado.
En los últimos años hemos visto imágenes de ciudades en el trabajo muchos fotógrafos, ¿corremos el riesgo de que pierdan significado y se vuelvan un ejercicio de estilo?
Sí, claro. Hemos vivido una auténtica invasión de trabajos sobre espacios y arquitectura en los que, formalmente, hemos coincidido muchos. Reconozco que mi trabajo tiene similitudes con el de otros fotógrafos, y no sólo con los de la escuela alemana, que ahora parece que fueran los primeros en tratar estos asuntos. Me han influido mucho más fotógrafos americanos como Walker Evans, Stephen Shore o Joel Meyerowitz. Eso sí, aunque hay similitudes formales con esos referentes, siempre trato de utilizar formatos
distintos en cada serie, adecuándolos a sus necesidades.

Has puesto en marcha junto con los artistas Paul Ekaitz, Santiago Ydañez, Antonio Mesones y Rui Calçada la galería Invaliden 1 en Berlín. ¿En qué consiste este proyecto?

Invaliden1 es un proyecto en formato de galería. Surgió una noche de bares entre varios amigos con intereses comunes. Queríamos mostrar nuestros propios trabajos y ofrecer un lugar donde exponer a otros creadores que nos interesan y que trabajan en Berlín. Es una forma de relacionarnos con la ciudad. Después de dos años, Invaliden1 forma parte del mapa de galerías, participamos en ArtForum Berlín y están empezando a surgir proyectos donde nos invitan a exponer como colectivo. Eso sí, Invaliden1 sigue siendo un proyecto sin ánimo de lucro (se financia básicamente mediante una cuota mensual de sus integrantes), que nos permite el lujo de hacer lo que nos da la gana.

El goteo de artistas españoles que fijan su residencia en Berlín no para, ¿qué hay en Berlín para que se produzca esta fuga de cerebros?

En Berlín, se sirven desayunos hasta las 6 de la tarde. A partir de ahí, y exceptuando el clima, todo son ventajas. La ciudad tiene una atmósfera de libertad, tolerancia y permisividad que no puede compararse con ningún otro lugar. Evidentemente, es muy importante el precio de la vivienda, claro. Ese es un tema indiscutible. De hecho, Invaliden1 sería del todo inviable en otra ciudad. Aunque, incluso allí, las cosas están cambiando y ya no es el chollo de hace unos años.

escrito por Cristina Díaz a las 1:20 pm  

No hay comentarios »

No comments yet.

RSS feed para comentarios en este post. TrackBack URI

Deja un comentario