Sunday, July 1, 2007

“El diseño es una herramienta de comunicación”

Flip Flap, una chaise-lounge diseñada por Ana Mir. Produce Dune.

Ana Mir (Valencia, 1969) es una de las diseñadoras más destacadas de su generación. Formada en la prestigiosa Central Saint Martins School of Arts (Londres), lleva más de una década afincada en Barcelona donde comparte, junto a Emili Padrós, Emiliana Design Studio. Juntos o por separado, han diseñado todo tipo de productos, desde mobiliario a joyería, pasando por alfombras, zapatos e incluso chocolates, colaborando con empresas como Marset, Nani Marquina, Metalarte o Dune.

Defensora del diseño con “agenda social”, ha participado, comisariado y diseñado exposiciones y eventos artísticos que reflexionaban sobre temas tan diversos como la seguridad, el problema de la vivienda o las cuestiones de género.

Has colaborado recientemente con Comme des Garçons. ¿Qué puedes contarnos sobre este proyecto?
Cada año Comme des garçons encarga a un creativo que reinterprete el perfume en diferentes soportes, siempre partiendo de la idea de los sentidos. En mi caso, me propuse reflexionar sobre la visualización del aroma. He desarrollado un sello de goma que se puede aplicar sobre la piel y dibuja la característica silueta de la botella. Como la tinta está perfumada con la fragancia, puede decirse que uno se perfuma de una forma visible.
En este caso, es un diseño de Ana Mir. ¿Cómo se organiza el trabajo en Emiliana Design Studio?
Sí, esta vez en un proyecto mío, aunque Emiliana Design Studio está siempre detrás de todo lo que hacemos tanto Emili Padrós como yo. No se puede separar de manera drástica lo que hace uno de los proyectos del otro. Cuando nos llega un encargo, vemos quien se sentirá más cómodo con él, a quién le apetece más y así lo realizamos. Pero en general nos involucramos bastante en el proceso del otro.
¿Qué proyectos has desarrollado últimamente?
Hemos vuelto a colaborar con Nani Marquina. Hemos creado unas alfombras con formas irregulares que encajan entre ellas. Es una solución para espacios grandes, ya que puede puede “crecer” tanto como se quiera, combinando los diferentes modelos. También hemos diseñado las mantas “Dèployè”. Son una evolución del chal tradicional, pero pensado como un complemento para la casa. El tejido está lleno de cortes a través de los que se puede ver el color del interior.
A lo largo de tu carrera has creado objetos de todo tipo. ¿Te sientes más cómoda trabajando con alguno en concreto?
No, me gusta ir mezclando. No podría centrarme en un único tipo de proyectos ni en una sola categoría de productos. Igual que cada diseño es diferente, cada empresa plantea sus propios retos: puede ser un encargo muy concreto de una marca, un proyecto muy abierto donde se nos dé mucha libertad o bien algún concepto que queremos desarrollar desde Emiliana Design Studio para producirlo nosotros mismos a una escala más pequeña. Se podría decir que el proceso de diseño es siempre algo imprevisible.
Emiliana Design siempre se ha distinguido por hacer un diseño “con agenda”, os preocupa que los objetos transmitan un mensaje. ¿Continuáis con esta línea?
Por supuesto. Para mí el diseño es ante todo un herramienta de comunicación. También tiene un componente social importante, ya que es algo que está en la sociedad y, por tanto, debe hablar de ella. No entiendo estos nuevos posicionamientos de, por ejemplo, designar un producto como “ecológico”. Parámetros como la ecología o lo social deben ir incorporándose en el proceso de diseño. En mi opinión, hay que investigar e intentar ir más allá de la estética y la funcionalidad, aunque estos sean aspectos fundamentales que no deben descuidarse, y hacer propuestas originales que den qué pensar.
¿Te ha condicionado ser mujer en el desarrollo de tu carrera?
En absoluto. No creo en esa idea tan extendida de que esta es una profesión de hombres. Hay muchísimas diseñadoras que han destacado y siguen destacando. Quizá son menos conocidas para el público general, porque son más anónimas, menos “mediáticas”. Pero tenemos muchos ejemplo s en la historia. Por ejemplo, Ray Eames aunque es más conocido su marido, Charles Eames. También Alvar Aalto colaboró con su mujer, Aino Aalto, durante años y ésta participó en el diseño de algunos de los objetos más emblemáticos. Más recientemente encontramos a profesionales como Eva Zeisel, que es un referente para varias generaciones de diseñadores. De hecho, a sus 90 años todavía sigue en activo. Ésta es una disciplina muy heterogénea y, por lo tanto, muy abierta. No creo que haya prejuicios en este sentido.
¿Qué diseños te han interesado últimamente? ¿Algún descubrimiento reciente?
Una de las piezas que más me ha impresionado es el taburete “Miura”, del diseñador alemán Konstantin Grcic. Es apilable y realizado en polipropileno. Tiene una forma muy característica que recuerda de manera abstracta a un toro. En cuanto a los jóvenes “valores”, tengo que decir que soy muy subjetiva. Me fijo sobretodo en aquellos diseñadores que tienen un punto de vista parecido al mío sobre la disciplina. Últimamente, me interesa mucho el trabajo de Brosmind, un estudio muy joven de Barcelona formado por los hermanos Alejandro y Juan Mingarro.

escrito por Cristina Díaz a las 6:55 pm  

No hay comentarios »

No comments yet.

RSS feed para comentarios en este post. TrackBack URI

Deja un comentario