Saturday, April 1, 2006

Derivart: Nace el Finance Art

Vista del interfaz de SpreadPlayer, el proyecto más reciente de Derivart.

¿Qué sucedecuando juntas un artista, un diseñador y un sociólogo de las finanzas? Pues si tienen una mente inquieta y espíritu crítico forman Derivart, un colectivo dedicado a la investigación de una parcela apenas explorada: la intersección entre el arte y las finanzas.

Los creativos que ostentan títulos y actividades tan variopintos son Jesús Rodríguez (artista plástico, con amplio historial en el arte experimental con materiales de la cultura de masas, como los populares bolis Bic), Mar Canet (diseñador, profesor de la Escuela Superior de Diseño, Sabadell, e interesado en la relación entre tecnología, redes sociales y participación ciudadana) y Daniel Beunza (sociólogo y profesor de economía en la Universitat Pompeu Fabra). Juntos han formado el colectivo Derivart que, además de realizar piezas interactivas propias, basadas en los datos financieros, van a comisariar la primera exposición de este nuevo género en el marco del prestigioso programa de becas “Inéditos” de Caja Madrid para comisarios noveles. Será la primera vez que artistas de todo el mundo que tienen las finanzas como base de su obra se reúnan en una única muestra.

Todo empezó cuando Daniel Beunza estaba en Nueva York haciendo su tesis doctoral. “Estuve haciendo un trabajo de campo en Wall Street así que pasé mucho tiempo estudiando la actividad de los traders, me integré en sus lugares de trabajo y me di cuenta de la importancia que la representación visual de los datos de la bolsa tenía para el desarrollo de su trabajo. Había 150 traders y el monitor de cada uno mostraba una imagen diferente, pese a que todos trabajábamos con los mismos datos. Me di cuenta que estos profesionales no trabajaban con un tipo de información privilegiada o secreta, como puede parecer a las personas ajenas a la bolsa, sino que su trabajo depende de su capacidad para detectar tendencias a partir de la visualización financiera, por eso era importante la manera como cada uno organizaba esta información visual”.
Al entrar en contacto con “la parte artística” de esta asociación multidisciplinar empezaron a plantearte por cómo aplicar este interés en la visualización a piezas artísticas. Rápidamente, esa faceta de la economía atrajo la atención de Jesús Rodríguez y Mar Canet: “La primera vez que hablé sobre este tema con Daniel no sabía nada, las finanzas me parecían algo mítico, algo así como ‘las cañerías del mundo’, donde se decidían cosas pero no se veía ni se entendía. Mi primera idea fue la de contraponer dos mundos opuestos, pero luego empecé a encontrar similitudes entre el broker y el artista. Para mí, trabajan de manera similar, situándose en la periferia para observar su objeto de estudio desde una perspectiva diferente”, cuenta Jesús. Por su parte, y dados sus intereses anteriores, a Mar le interesaron las finanzas “como forma de analizar la sociedad a través de los movimientos financieros. Las actitudes más normales ante las finanzas es evitarlas porque no se entienden o los movimientos activistas. Pero en realidad, ni unos ni otros intentan entenderlo”. De hecho, todo el colectivo se ha interesado por las finanzas por su relación con la sociedad, cómo esas “cañerías” no tan mágicas que acaban “afectando de una manera u otra a la sociedad”: “Para nosotros, esta forma de arte es una especie de pop art contemporáneo. Las grandes corporaciones a las que se refería, por ejemplo, Warhol han ido desapareciendo para pasar a ser empresas planas, interconectadas y que están supeditadas a los movimientos financieros”. Y citan, como ejemplo de esa importancia, a Michael Bloomberg. Ese tipo que primero creó un sistema de visualización y distribución de datos financieros, para luego desarrollar un imperio mediático y que, ahora mismo es, ni más ni menos, que el alcalde de Nueva York.
Desde entonces han trabajado juntos “pero no revueltos”, ya que intentan no “interferir en el trabajo de los demás”, desarrollando piezas a partir de los conocimientos y la peculiar mirada sobre las finanzas de Daniel Beunza, a los que sus compañeros añadieron su creatividad y un nuevo punto de vista a partir de sus intereses. Por el momento, han creado dos piezas donde experimentaban con la transformación de los datos financieros. “Creamos el FinanceSketch, una pieza basada en la visualización de mercados en pantallas de TeleSketch™ (el juguete de los ochenta). Lo conseguimos robotizando las pantallas y luego construimos una instalación donde pretendíamos simular el aspecto de trading room. Nos pareció interesante darle la vuelta a las modernas técnicas de visualización financiera y contraponerlas a un dispositivo analógico, con un punto de nostalgia, como es el TeleSketch™”, nos cuenta Mar Canet.
Aunque no todos los proyectos de Derivart tienen porque ver la luz. Es el caso de Spreadplayer, una idea de Jesús Rodríguez en el que lo principal no era tanto su materialización como “generar debate”. “El término spread se refiere a la distancia de precios entre dos acciones”, nos aclara Daniel, “y sirve para apreciar la distancia relativa de dos empresas que se van a fusionar. Como el ‘¡Hola!’ especula sobre la posible boda o divorcio de dos famosos, este es un indicador que sirve a los expertos para especular sobre el futuro de las fusiones”. Este dato sirvió a Jesús para fomentar el debate “sobre las convenciones de la representación visual de las finanzas. Pensé que sería muy interesante romperlas mediante la representación de estos datos financieros con sonido, de manera que fuera posible “escuchar la bolsa”. Lo más importante, fue que este proyecto no lo llevó él mismo a la práctica, sino el profesor de sociología de las finanzas Yuval Millo de la University of Essex quien desarrolló la idea, a partir de los conceptos que aparecían en la web del colectivo.
Y es que, sin saberlo, Derivart puso nombre a un movimiento que diferentes artistas e investigadores estaban desarrollando a la vez en todo el mundo. El llamado Finance Art (una “denominación que inventamos para designar a todos los artistas que, sin saberlo, estábamos trabajando y reflexionando sobre el mundo de las finanzas desde las artes”) estaba en el aire. De ahí surgió la idea de reunir a todos estos creadores que por norma general o de manera puntual a lo largo de su carrera habían tomado los vaivenes de las bolsas internacionales como inspiración. Y su investigación para localizar a todos esos artistas se materializará a partir de junio en la exposición “Derivados, nuevas visiones financieras” que acogerá La Casa Encendida (Madrid), como parte de Inéditos, el programa de ayudas de Obra Social de Caja Madrid, para jóvenes comisarios.
En esta muestra reunirán diferentes artistas que utilizan donde los datos financieros o su visualización o sus sistemas de representación sirven como base para la creación de sus obras. “Entre los diferentes artistas, podemos distinguir tres posicionamientos respecto a las finanzas”, cuenta Daniel Beunza, “un grupo que representan las finanzas de manera no financiera, otros que se valen de los gráficos financieros para hablar de otras cuestiones no financieras y, por último, un sector que tiene una visión crítica sobre las finanzas”.
Entre los primeros, los miembros de Derivart destacan las obras de Lise Autogena y Joshua Portway o de Fabio Cifariello. En el primer caso, los artistas presentan Stock Market Planetarium, un planetario donde cada estrella representa una compañía que se ilumina o oscurece según la cotización de la empresa en tiempo real. Cifariello en “The Sound of Nasdaq”, como el proyecto de Jesús Rodríguez transforma en sonido los movimientos en la Bolsa, en este caso, los altibajos de las acciones del índice Nasdaq.
La tecnología y formas de visualización de las finanzas pueden usarse para representar cualquier cosa en forma de índice. Sobre esta idea se basa el proyecto de Natalie Jeremijeko que crea el “Índice del desconsuelo” relaciona el índice Dow jones con la tasa de suicidas que se lanzan del Golden Gate (el puente de San Francisco es el punto donde se producen más suicidios en Estados Unidos). Por su parte, Richard Rogers crea un sitio, Web Issue Index of Civil Society, donde los temas sociales tratados por las ONG generan un índice que fluctúan de la misma manera que los valores bursátiles.
Por último, en su investigación Derivart ha incluido proyectos que se muestran críticos con las finanzas o que usan sus mecanismos para la denuncia. Es el caso de Antoni Muntadas, como parte de su macroproyecto “On translation”, presenta “The Bank”. En esta instalación, 1.000 dólares desaparecen a base de ir cambiándolo a diferentes monedas, con sus respectivas comisiones, redondeos y devaluaciones varias. En Google will eat itself, los artistas obtienen con estos proyectos ingresos al alojar anuncios del popular buscador, estos beneficios se reinvierten en la compra de acciones de Google. Esta instalación se presentó en la Transmediale y, como el resto de proyectos, será la primera vez que pueda verse en nuestro país gracias a la labor de investigación de este innovador y comprometido colectivo.

escrito por Cristina Díaz a las 4:38 pm  

No hay comentarios »

No comments yet.

RSS feed para comentarios en este post. TrackBack URI

Deja un comentario