Tuesday, September 1, 2009

Programas de visitantes: creando redes

Mapa para la “dominación mundial” del estudio de diseño de Brooklyn You and Me, the Royal We.

Son una herramienta fundamental para la promoción de artistas y gestores culturales en el extranjero. Los programas de visitantes atraen a España a profesionales del sector de primera línea para conocer a los talentos locales con el objetivo de favorecer colaboraciones.

“Irse fuera”. Lejos de ser un castigo, como en nuestros tiempos escolares, la perspectiva de tener un proyecto en el exterior o completar la formación en un centro en el extranjero parece ser una etapa obligatoria en la formación de un artista y, más recientemente, para comisarios y gestores culturales. En un mundo hiperconectado como en el que vivimos, la noción de centro y periferia desaparece y un proyecto expositivo aparentemente local puede despertar interés en el panorama internacional. De la misma forma, una tesis puede complementarse con puntos de vista no tan lejanos de artistas en la otra punta del globo. Eso sí, la red y los medios de comunicación no siempre (por mucho ahínco que uno le ponga al networking) son suficientes para poner en contacto a talentos locales con la escena mundial. Por esta razón, se pusieron en marcha varios proyectos que permiten la colaboración de profesionales de las artes y la cultura con una vocación cosmopolita, de intercambio cultural, de conocimiento y, cómo no, económico. Son los programas de visitantes, que invitan a nuestro país a destacadas figuras del sector (comisarios, artistas, directores de museos, etc.) para conocer nuestra cantera de creadores y gestores culturales fomentando flezachos y fichajes.

Talento local, objetivo internacional

Si se nos permite el símil deportivo, pasar a la liga profesional no es fácil y menos en un país de corta trayectoria en el arte contemporáneo y desarrollo todavía algo incipiente. La presencia de ojeadores extranjeros que puedan “descubrir” el talento local y ponerlo en contacto con otros profesionales internacionales puede hacerse a salto de mata en ferias e inaguruaciones o bien puede dejarse en manos de instituciones que pongan en contacto a auténticos miembros del dream team del arte con comisarios, artistas y gestores emergentes nacionales.
Esa es la labor principal del Programa Internacional de Visitantes de Sociedad Estatal para la Acción Cultural Exterior (más conocido por sus siglas, Seacex, es el organismo para la promoción de la cultura en el extranjero que depende tanto del ministerio de cultura como de exteriores) que se puso en marcha en 2004, cuando en el marco de esa institución se creó una línea de acción dedicada de manera exclusiva a la creación contemporánea, según nos cuenta la responsable de arte contemporáneo de dicha institución, Marta Rincón, que nos atiende con gran amabilidad nada más “aterrizar” de sus vacaciones. En un primer momento, continúa Rincón, este apoyo se basa en la producción de exposiciones para después “pasar a colaborar con intituciones, comisarios y gestores mediante contactos con instituciones en el extranjero para fomentar nuevas producciones y proyectos”.

Agenda personalizada

Esa es la génesis del Programa de Visitantes que, como tantas otras iniciativas culturales patrias, nace con tan buenas intenciones como exigüo presupuesto. “Al principio colaboramos con ARCO, creando una agenda para algunos de los ponentes de sus mesas redondas de acuerdo con sus intereses y proyectos más inmediatos” para más tarde crear un programa independiente que, eso sí, sigue trabajando cerca de centros nacionales que informan a este organismo de la presencia de profesionales internacionales. “También colaboramos con una treintena de bienales en todo el mundo”, explica Rincón con orgullo, “y tenemos una excelente relación con museos como el MoMA de Nueva York”. A partir de la presencia de este profesional del mundo del arte, que puede ser un comisario, conservador o director de museo, se confecciona una agenda de visitas. “Siempre intentamos que éstas sean no sólo en Madrid, siempre incluimos centros y artistas de Barcelona y Bilbao, últimamente hemos incluido muchas veces visitas al Musac (León) o al CGAC (Santiago de Compostela)”. A lo largo de estas rutas, los visitantes se entrevistan con personas cuyo línea de trabajo tiene puntos de conexión con ellos o bien con el proyecto que están desarrollando en ese momento. En definitiva, se trata de un programa cuidadoso no sólo con el invitado sino con la escena local donde, además, “alguien de nuestro departamente acompaña al visitante en todo momento para resolver dudas puntuales, encajar artistas y centros que, sin haber sido previstos, pueden haber despertado el interés del invitado, etc. No hay nada estandarizado, ponemos mucho interés en que la visita se ajuste lo más posible a cada profesional”, explica Rincón.

Artistas en marcha

Este mimo ha dado notables resultados en los pocos años que lleva en marcha. A lo largo de las últimas temporadas han visitado España de la mano de Seacex profesionales de centros y museos de arte contemporáneo de referencia como el Palais de Tokyo (París), la Tate Modern (Londres) o el Whitney Museum de Nueva York, pero también de certámenes y bienales, como la de São Paulo o el Ars Electronica de Linz, por citar la procedencia de los más de setenta expertos que nos han visitado. El programa, además, ha demostrado sobradamente que da frutos, puesto que artistas como Maider López, Francesc Ruiz, Alicia Framis, Ignasi Aballí o Jon Mikel Euba están preparando o a punto de inagurar en estos momentos proyectos en el extranjero de la mano de estos encuentros propiciados por el Programa de Visitantes.

Objetivo: cruzar el charco

Algo menos célebre que el anterior pero pionero en este tipo de iniciativas, es el también llamado Programa Internacional de Visitantes que, desde hace ocho años, se lleva a cabo desde la Fundación Carolina. Esta entidad dedicada a las relaciones culturales y la cooperación en educación y ciencia entre nuestro país e Iberoamérica fue el primero en desarrollar estos programas en España, aunque el fomento de intercambios en el ámbito cultural es tan sólo una preocupación más de su actividad, “junto al periodismo y la política, especialmente dando prioridad a los temas de género”, cuenta en conversación telefónica Gustavo Rovira, responsable de este programa.
El programa se puso en marcha en el año 2000 y desde entonces “han pasado más de 11.000 personas entre las visitas en grupo y las individuales”, continúa Rovira en este programa prioritario para los objetivos de la Fundación para “fomentar la creación de lazos personales e institucionales con líderes y profesionales”, procurándose así una mejora “de las relaciones bilaterales y de cooperación”. Como sucedía en el caso anterior, nadie puede hacer “autocandidatura” y no hay “convocatorias abiertas” para estos viajes, sino que son las fundaciones asociadas a esta entidad así como “cualquier ministerio u organismo oficial con sede en los países de su radio de acción, como el Instituto Cervantes o Casa Asia, por ejemplo, y, por supuesto, las embajadas”, nos dice Rovira, los encargado de proponer candidatos a esta aventura profesional abierta a la colaboración que, pese a dar prioridad a los nacidos al otro lado del Atlántico, está abierta a personas procedentes de cualquier país del mundo.

También arte y cultura

Aunque como hemos dicho, los invitados de la Fundación Carolina no sólo tienen su ocupación en el ámbito cultural, artístico o museístico, aunque “hemos invitado a artistas, comisarios y directores de museos en numerosas ocasiones”, puntualiza Rovira, el programa tiene entre otros ámbitos de acción cuestiones como género y desarrollo, educación e innovación, responsabilidad social corporativa, medios de comunicación o sostenibilidad. Así, los lectores de G+C al otro lado del charco figurarían (si reciben la llamada de la Fundación) bajo el amplio epígrafe de “Cultura y Desarrollo” y podrían beneficiarse fundamentalmente de las visitas individuales (frente a las mini-cumbres temáticas en los ámbitos de la política y el periodismo), donde se elaboran agendas acordes al perfil y los intereses del beneficiario, favoreciendo “el diálogo directo” con centros culturales y otros profesionales.

escrito por Cristina Díaz a las 10:41 am  

No hay comentarios »

No comments yet.

RSS feed para comentarios en este post. TrackBack URI

Deja un comentario